¿Cuál es el tratamiento para un espasmo muscular en el brazo?

Un espasmo muscular en el brazo se produce cuando un músculo se contrae, a menudo muy dolorosamente, sin que la persona se proponga hacerlo. Esta contracción involuntaria puede durar solamente brevemente, o puede durar por varias horas, y un espasmo más severo del músculo puede conducir a una tensión si se deja sin tratar. Para tratar adecuadamente un espasmo muscular en el brazo, es importante entender lo que está causando la contracción en el primer lugar. La deshidratación puede conducir a calambres, como puede incondicional y raramente se utiliza el tejido muscular. El uso excesivo de los músculos puede causar un espasmo, así que la gente debe considerar cuidadosamente lo que podría estar causando el calambre antes de tratarlo.

En muchos casos, la luz de masaje y estiramiento puede ayudar a aliviar el dolor de un espasmo muscular en el brazo. Esto debe hacerse con cuidado, ya que la presión sobre el músculo contraído también puede causar más dolor. Cuando ocurre el espasmo, la persona debe abstenerse de realizar más actividad física si participa en tales actividades. Continuar moviéndose o usar los músculos puede causar más dolor, e incluso puede causar espasmos en otras partes del cuerpo.

La deshidratación es una de las causas más comunes de espasmos musculares en cualquier parte del cuerpo. Es importante que las personas se mantengan bien hidratadas, independientemente de si participan o no en actividades atléticas. Cuando los músculos se agotan de oxígeno, son más propensos a espasmos, y mantenerse hidratado asegura el suministro adecuado de oxígeno a los músculos. Las reservas agotadas de electrolitos también pueden conducir a calambres musculares, por lo que tomar suplementos que aumentan los electrolitos en el cuerpo puede ayudar a prevenir y tratar los espasmos musculares. El sodio y el potasio son electrolitos importantes, por lo que una dieta rica en tales vitaminas y minerales puede prevenir espasmos musculares en el futuro y ayudar a aliviar o curar un espasmo actual. Las contracciones musculares debido a los electrolitos agotados son comunes entre los atletas después de un ejercicio excesivo, y este agotamiento es a menudo acompañado de deshidratación.

Los casos más graves de un espasmo muscular en el brazo pueden ser causados ​​por problemas neurológicos. Los nervios pueden resultar dañados o comprimidos, provocando un calambre repentino en los brazos u otras partes del cuerpo. Las toxinas en el cuerpo pueden causar daño a los nervios, lo que provoca espasmos musculares. En este caso, el calambre es un síntoma de un problema mucho más grave que debe ser abordado inmediatamente por un profesional médico.