¿Cuál es la diferencia entre clonazepam y alprazolam?

Las diferencias entre clonazepam y alprazolam son bastante menores, ya que los fármacos están en la familia de benzodiazepinas y tienen acciones similares. Ambos tratamientos se utilizan para los trastornos de ansiedad, pero el clonazepam se prescribe a menudo para las convulsiones también. Las dosis de estos medicamentos también son diferentes en algunos casos. Por ejemplo, si un paciente está tomando alprazolam para los trastornos de pánico, él o ella requeriría 0,5 miligramos (mg) tres veces al día, pero si el mismo paciente está tomando clonazepam él o ella sólo se les da 0,25 mg dos veces al día.

Clonazepam y alprazolam se pueden diferenciar más fácilmente por las condiciones que se utilizan típicamente para tratar. Aunque ambos tratamientos son adecuados para su uso en pacientes con trastornos de ansiedad, el clonazepam también puede usarse para tratar pacientes que sufren trastornos convulsivos. El fármaco se puede usar para tratar ataques de petit mal, convulsiones acinéticas y mioclonos. Por el contrario, alprazolam sólo se utiliza para tratar los trastornos de ansiedad y ataques de pánico. Esta diferencia en los efectos de clonazepam y alprazolam se puede explicar por la diferencia en sus estructuras y contenido químicos.

Las dosis de estos medicamentos pueden variar, incluso cuando se usan para tratar las mismas condiciones. Los ataques de pánico son una condición que ambos tratamientos pueden ser utilizados para, y esta condición demuestra la diferencia en las dosis del fármaco. Un paciente que toma alprazolam para ataques de pánico requiere dosis de 0,5 mg tres veces al día. Las dosis de clonazepam son generalmente más bajas y necesitan ser administradas menos a menudo. Mientras que ambos se pueden aumentar según sea necesario, la dosis inicial de clonazepam es sólo de 0,25 mg dos veces al día, en conjunto asciende a una diferencia de 1 mg por día.

Las similitudes entre clonazepam y alprazolam son más evidentes que sus diferencias, porque los fármacos caen en la misma clase general. Los fármacos benzodiazepínicos acentúan los efectos del ácido gamma-aminobutírico (GABA), que es un neurotransmisor que se encuentra dentro del cerebro. Los neurotransmisores pueden ser considerados básicamente como mensajeros químicos, y los médicos creen que están directamente relacionados con la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo. GABA es un neurotransmisor que trabaja para ralentizar la actividad cerebral. En los pacientes con pánico o trastornos de ansiedad, la actividad cerebral excesiva puede ser un catalizador para los ataques.

Este efecto tanto del clonazepam como del alprazolam para disminuir la actividad cerebral global puede conducir a varios efectos secundarios. Por ejemplo, ambos tratamientos pueden causar sedación general, incluso en dosis bajas, y alprazolam en dosis más altas también puede causar problemas de habla y memoria y fatiga general. Ambos tratamientos también pueden causar síntomas de abstinencia si se toman durante un largo período de tiempo y luego se interrumpen.