¿Cuál es la dosis usual de xanax & undefinedundefinedreg;

Xanax® es una de las marcas de una poderosa droga anti-ansiedad llamada alprazolam. Se considera una sustancia controlada del horario IV en los Estados Unidos, y está solamente disponible por la prescripción. La dosis habitual de Xanax® varía de un paciente a otro, y también depende de la cuestión que se está tratando. Un paciente que sufre de un trastorno de ansiedad leve a moderado a menudo requiere una dosis menor de Xanax® que un paciente que sufre de un trastorno de pánico más grave o depresión. Los profesionales de la salud mental generalmente comienzan los pacientes con una dosis muy baja, tal vez 25 a 5 mg tres veces al día, luego aumentan lentamente la dosis hasta un máximo de 4 mg al día para los trastornos de ansiedad de leve a moderada.

Sin embargo, la dosis usual de Xanax® para el tratamiento de trastornos de pánico puede ser significativamente mayor. El paciente puede comenzar con 5 mg tres veces al día, y luego aumentar gradualmente con el tiempo hasta 10 mg al día para ataques de pánico severos o depresión relacionada con la ansiedad. La dosis habitual de Xanax® para la mayoría de los pacientes con trastorno de pánico es de alrededor de 5 a 6 mg por día, ya que la adicción a la medicación es siempre una preocupación para los cuidadores. El psiquiatra o el médico que trata debe comprobar el progreso de sus pacientes y ajustar la dosis diaria en consecuencia. Xanax® para ansiedad o trastornos de pánico generalmente se toma varias veces al día en pequeñas dosis, no todas de una vez antes de acostarse o después de un ataque de pánico ya ha ocurrido.

No hay una dosis habitual de Xanax® para niños menores de 18 años, principalmente porque Xanax® se prescribe raramente a menores de edad. Existen otros fármacos disponibles que tratan temas de ansiedad o pánico en adolescentes y niños, y Xanax® puede ser extremadamente adictivo. Para los ancianos, la dosis habitual de Xanax® es típicamente más baja que la de un adulto más joven. Dosis de 25 mg dos o tres veces al día han demostrado ser muy eficaz en los pacientes de más edad. Muchos ancianos que sufren de ansiedad general o una incapacidad para bloquear pensamientos intrusivos se prescriben dosis bajas de Xanax® como una forma de sedante, ya que Xanax® deprime el sistema nervioso central y afecta el área del cerebro que controla las emociones.

Es posible una sobredosis de Xanax®, ya menudo hay efectos secundarios graves durante cualquier período de abstinencia. Xanax® nunca debe combinarse con alcohol, y no debe ser pedido en línea oa través de farmacias extranjeras o desconocidas. Las píldoras deben tomarse a intervalos regulares, no todas a la vez o trituradas en un alimento líquido o blando. Hay formas de alprazolam disponibles que se disuelven en la lengua del paciente si tragar se convierte en un problema.